El Paso del Santísimo Ecce Homo de Alzira

Click to zoom the image

El antiguo Paso

El antiguo Paso del Ecce Homo de Alzira fue destruido, como tantos otros, durante los días 12 y 13 de mayo de 1936 cuando un grupo de personas prenden fuego al Convento de Santa Lucía, al colegio de madres escolapias y a las Iglesias de Santa Catalina, Santa María, San Agustín y San Juan Bautista, con lo que ardió la práctica totalidad de la imaginería religiosa.

El Paso de Valerio.

Finalizada la contienda y reorganizada la Cofradía del Ecce Homo, el cofrade Francisco Gregori Palau encargó una nueva imagen del Ecce Homo al escultor Valerio con un presupuesto de 10.000 pesetas (60 euros). En la junta extraordinaria del 3 de junio de 1942 este cofrade tomó la palabra para manifestar que "si encargó la efigie del Ecce Homo fue, a más de su antigua devoción a la sagrada figura de Cristo, por dar satisfacción a tales sentimientos piadosos y en recuerdo de sus dos hijos fallecidos en la guerra civil, siendo un honor para él ver desfilar el Paso por las calles de la ciudad con tan nutrido acompañamiento de devotos, jóvenes y viejos; y que si bien es de su propiedad, está a disposición de la Cofradía, para dejásela cuantas veces lo deseen hasta procurarse otra". También se menciona en el Acta de la referida junta extraordinaria que el Paso costeado por Francisco Gregori Palau ya había procesionado, gracias a las gestiones de Antonio Escrivá España, en ese año de 1942 y en el precedente, 1941.

Así quedó escrito para que la Cofradía dispusiera de la imagen hasta que tuviera otra, momento en el que la escultura de Valerio volvería a ser propiedad de Francisco Gregori.
Click to zoom the image
En el año 1993, gracias a las gestiones de la Junta Directiva de la Cofradía, de la que era Hermano Mayor Salvador Gómez Fontana, los herederos de la familia Gregori-Peris hicieron donación de la imagen de Valerio a la Cofradía del Santísimo Ecce Homo de Alzira para culto y veneración de todos los alzireños en el Santuario de la Virgen del Lluch. El día 20 de junio la imagen fue solemnemente entronizada con asistencia de Ricardo Gregori Peris y su esposa Marisol Izquierdo Oliver.

El boceto de Ballester

En la Junta Directiva de 20 de mayo de 1943, el Hermano Mayor Cándido Ribes Pallardó, explica a su directiva que se había entrevistado con el artista de Valencia, señor Ballester, para tratar la confección de un boceto y presupuesto para la realización de un nuevo Paso del Santísimo Ecce-Homo. Muestra los documentos (boceto y presupuesto) a la Junta Directiva que decide convocar una Junta General para que ésta determine.

La Junta General se celebra una semana después, el 27 de mayo de 1943, y en ella se estudió el boceto del Sr. Ballester presupuestado en 60.000 pesetas (360€). Los cofrades asistentes manifiestan diversas opiniones, y destaca la manifestada por el hermano cofrade Julio Tena Just que argumenta que "no era ejemplar el hacer dispendios pecuniarios para construir Pasos cuando todavía están por reconstruir las Parroquias y habida consideración también a la precaria situación económica actual". Se acuerda, por tanto, continuar con el Paso actual (el tallado por Valerio) y dejar el trabajo presentado por Ballester para un futuro.

Las actas de la Cofradía no vuelven a mencionar el boceto de Ballester, ni siquiera cuando años después, en 1951, se decide construir el nuevo Paso. El boceto de Ballester, si todavía existe, no obra en poder de la Cofradía. La única referencia al escultor que aparece en las actas es "sr. Ballester" y que es de Valencia, pero debe tratarse de Antonio Ballester Vilaseca, que en esos años realizó otros pasos de otras Cofradías de Alzira.

El Paso actual. Carmelo Vicent.

Click to zoom the imageEl 5 de abril de 1951, siendo hermano mayor Bernardo Andrés Bono, se acordó encargar al imaginero valenciano Carmelo Vicent Suría una imagen del Ecce Homo, con un presupuesto que alcanzó las 78.000 pesetas (unos 470 €).

La bendición del nuevo paso se realizó el 8 de abril de 1952, siendo sus padrinos Eugenio Martí Sanchis y Concepción Bertolín Bono. La ceremonia fue oficiada en la parroquia de Santa Catalina por el arzobispo de la diócesis Don Marcelino Olaechea y Lozaiga, asistido por los párrocos de Santa Catalina y San Juan, Antonio Sanchis Castellano y Francisco Albiol Bañón, respectivamente, con la asistencia del Gobernador Civil, Diego Salas Pombo.
Tras la bendición, el Paso procesionó acompañado por la Banda de Música de Real de Montroi, finalizando con una cena en el desaparecido Hotel Colón.
Componen el paso tres esculturas: Cristo, el pretor Poncio Pilato y un sirviente negro.

Click to zoom the image
Cristo
Click to zoom the image
Pilatos
Click to zoom the image
Sirviente
Click to zoom the image
Cristo (detalle)
Click to zoom the image
Pilatos (detalle)
Click to zoom the image
Sirviente (detalle)

El escritor alzireño y doctor en arte Bernado Montagud Piera, ha descrito el Paso del Ecce Homo con estas palabras:
Click to zoom the image"Carmelo Vicent frente al acusado patesismo de sus precedentes, nos muestra un Cristo que emana belleza serena, labrando un desnudo clásico, tanto por el 'contrapposto' como por el espíritu de resignación con que asume la sentencia. Es una escultura pasionista erecta, revestida con paño pudítico sujeto con una cuerda y cubierta con amplio clámide de tela, que concentra expresión en el rostro y en la actitud de las manos.

Tras Cristo, en el Pretorio, se alza el tribunal con Poncio Pilato sentado en la silla curial. Su rostro, distante, refleja la ausencia del compromiso con el que pronuncia, al tiempo que se lava las manos: 'Soy inocente de la sangre de este justo'. A sus pies, un sirviente de tez negra le ofrece la jofaina en la que Pilato se exculpa de la sentencia. "


Restauraciones

En la documentación existente en el Archivo de la Cofradía constan diferentes restauraciones del Paso a lo largo de los años, destacando las siguientes:
  • Año 1983, restauración por los daños de la Pantanada. La Cofradía se puso en contacto con Octavio Vicent, hijo del imaginero autor del Ecce Homo, Carmelo Vicent, que declinó a oferta por residir en Madrid. No obstante, recomencó  a Francisco López, que había colaborado con su padre. La restauración tuvo un coste de 110.000 pesetas (661 €).
  • Año 1992. Existe una factura por "restauración de Santísimo Ecce Homo y soportes" de José Goig por un importe de 100.000 pesetas (600€). Se trata seguramente de José Goig del Poyo, pues su hermano Francisco había realizado tres años antes una restauración de la Capilla.
  • Año 1997. Consta en un Acta que se ha realizado una restauración de emergencia por parte de un imaginero, no constando ningún dato más.
  • Año 2000 . Restauración a cargo de Amparo Alfonso y José Antonio Espinar. Con un presupuesto de 700.000 pesetas (4.200 €). Existe una detallada memoria de las actuaciones realizada por los restauradores.

Fuentes

  • Montagud Piera, Bernardo. Imágenes de la Pasión (VIII). El proceso político y religioso. Cofradía del Santísimo Ecce-Homo. Publiado en El Seis Doble el 4 de abril de 2011. 
  • Rovira, Alfonso. Estampas y recuerdos de Alzira (74). Historia de la imagen del Ecce Homo. Dar cristianamente la talla. 20 de junio de 1993. Publicado en El Seis Doble el 12 de julio de 2009. 


Cofradía Santísimo Ecce-Homo Alziraweb@eccehomo-alzira.es